Cómo ganarse un subsidio CORFO

ganar un subsidio

Tal como les conté en la historia de Dr. Click, tuve la suerte de ganarme un subsidio CORFO, pero la verdad es que no fue fácil. Pasé por varias incubadoras e instituciones, hasta que, después de bastante tiempo, pude ganarme uno.

La experiencia me consumió bastante tiempo, y además el lado emocional no es menor, porque uno pasa por varios momentos de “me lo voy a ganar!” a otros tantos de decepción, cuando te rechazan, y uno se empieza a cuestionar si su emprendimiento realmente será tan bueno o innovador.

Hay varias personas que se quejan de la burocracia, de lo poco flexible, de lo lento, pero la verdad es que yo recomiendo a ciegas intentar obtener uno de estos subsidios. Constituyen una oportunidad poco común (¿en cuántos países el estado te entrega esta cantidad de dinero para crear tu empresa?), y la cifra es muy buena (hasta $60.000.000).

Generalmente las incubadoras te solicitan hasta un 7% de tu empresa por adjudicarte el dinero, lo cual la valoriza en más de USD $1.000.000, valor muy alejado de la realidad a estas alturas (y si no lo está, probablemente no necesites este subsidio). En pocas palabras, te están dando financiamiento barato.

Hoy les quiero contar mi experiencia en el tema, para ayudarles a aumentar sus probabilidades de adjudicarse un subsidio. No me voy a concentrar en explicar en qué consiste cada subsidio, porque de eso ya se ha hablado bastante, sino mas bien en qué cosas son relevantes para poder ganar.

Me voy a referir especificamente a los fondos SSAF, que son entregados a través de incubadoras.

Entendiendo la dinámica y los incentivos

Conocer esto es lo más importante para saber cuándo postular, y entender las probabilidades de tener exito, asi como también para no tomarse las derrotas tan a pecho.

En mi caso, yo sentía que la idea de Dr. Click era muy buena y que con eso bastaba para ganar. Pero los incentivos no están puestos en financiar una idea que solamente está en un PowerPoint. La realidad era un poco más compleja, y para eso hay que entender a los players y sus incentivos.

CORFO

Es una institucion estatal que tiene como misión, en este caso, el promover proyectos innovadores con alto potencial de crecimiento.

Le asigna recursos del estado a las incubadoras para que estas se hagan cargo de la selección y administración de las empresas y emprendedores que recibirán los fondos estatales. Esto tiene mucho sentido, ya que sino CORFO necesitaría un staff mucho más grande (lo cual implica un mayor gasto) para poder atender a los emprendedores.

De esta manera, puede obtener un alcance mucho mayor, a un costo relativamente bajo.

Si bien la decisión final de financiamiento la toma CORFO, hay que entender que en la práctica también está delegando la mayor parte de la respuesta a la pregunta “¿en quién nos vamos a gastar la plata?” a la incubadora.

CORFO no gana dinero ni tiene interés económico sobre la empresa que gana el subsidio.

Por otro lado, para esta institución es altamente relevante:

  • Demostrar que los recursos asignados se están utilizando
  • Comprobar que se están usando para lo que originalmente se había planteado
  • Poder demostrar a terceros (como la contraloría, por ejemplo) que los fondos del estado (es decir, de todos los chilenos), no están siendo malgastados.

Es por estas razones que se nos exige tanto papel, timbre, etc. Para ser franco, si uno es ordenado, tampoco es tan terrible. Los emprendedores se quejan mucho, pero la verdad es que es una gran herramienta.

Incubadora

Aquí pasamos a la otra vereda. Aunque a uno le gustaría pensar que las incubadoras se las van a jugar por las ideas, por los sueños, la realidad es distinta.

La incubadora SI tiene un interés económico en tu empresa, y su forma de tomar decisiones se asemeja mucho a la de un inversionista, con la excepción de que se tiene que atener a las reglas de CORFO.

La incubadora incurre en el gasto que se ahorra CORFO: debe tener un staff para atender a los emprendedores, invierte dinero en eventos para atraer a potenciales incubados, etc. Es decir, tiene gastos, los cuales tiene que financiar de alguna forma, y la idea es que sea a través de los mismos emprendimientos. Ellos están haciendo una apuesta.

LA INCUBADORA NO ES UNA INSTITUCION DE BENEFICENCIA.

¿Qué buscan?

  • Asignar la mayor cantidad de recursos posibles
  • Captando a las empresas con mayor potencial de sobrevivir y crecer
  • Y minimizando el riesgo de su inversión (esto es clave para entender!)

El emprendedor

  • Busca conseguir el mayor mayor financiamiento posible
  • Al menor costo posible
  • Quiere adquirir conocimiento y experiencia para aumentar las probabilidades de tener exito

¿Cuál es la receta del éxito?

Habiendo entendido lo anterior, se hace mucho más fácil preparar una estrategia para conseguir el objetivo principal: conseguir un subsidio y financiar la empresa.

Asegurando los siguientes 3 aspectos, creo que puede ser relativamente fácil conseguir lo que buscamos (me atrevería a decir que están en orden de importancia):

  1. Producto funcionando

Más del 50% de la gente que llega, solo tiene un PowerPoint. Si te presentas con un prototipo que ya está desarrollado (aún cuando sea beta, o alfa), tus posibilidades de ganar aumentan notablemente. Si tu prototipo ademas ya tiene usuarios activos, o ingresos…BINGO! Casi te puedo asegurar que te van a elegir .

Recuerda que la incubadora quiere maximizar sus posibilidades de tener un retorno a su inversión, y que para ello busca minmizar los riesgos. El riesgo del que estamos hablando es el riesgo de que tu empresa falle y todo el dinero se vaya al tacho de la basura. Mientras más avanzado esté el producto, más probable es que ese 7% valga algo en el futuro (este consejo también es válido para cuando vayas a levantar dinero con un privado).

      2. Equipo

Sacar adelante un emprendmiento es una tarea titánica y agotadora. Lo ideal es tener al menos 1 socio, y ojalá que sus habilidades sean complementarias a las tuyas. Por ejemplo, si tu desarrollas el producto, ojalá que tu socio sea bueno para la venta.

De cara a la incubadora, el proyecto se ve mucho más sólido si al menos hay 2 personas tirando del carro.

Luchar solo contra el mundo es tremendamente complicado, y aumenta las probabilidades de fracasar, y esto las incubadoras lo saben muy bien. Si te presentas a un concurso solo, partes en desventaja respecto a otros que vienen más armados. Punto.

 3. Idea

Al emprendedor le encantaría que esta fuese la única variable por la cual se tomara la decisión de financiar, pero lamentablemente no es así. Mas bien, la idea es un commodity. Si es muy buena, tenemos solamente una base para ser elegibles para el subsidio, pero si es muy mala puede dejarnos con las manos vacías. No te marees tanto con tener algo que nunca se haya hecho en ningún lugar, y que sea ultra novedoso. Si la idea no suena rimbombante, pero ya tienes producto, usuarios, clientes, etc., esa puede ser una razón más que buena para que ganes.

Claro, debes recordar que este subsidio es a la innovación, por lo tanto lo que propongas tiene que tener algún componente diferenciador a cómo se hacen las cosas hoy en día. En ese sentido, debe cumplir con lo que solicita CORFO en sus bases. Tus habilidades de venta acá con importantes: cuida bien cómo contar la historia de tu producto de manera que el resto lo perciba como algo novedoso.

Bonus track

Producto tangible

Esto ya va mas a la psicología humana que a una regla explícta. A los concursos por fondos SSAF normalmente llegan 80%-90% de aplicaciones web o apps, pero siempre llega alguien con un producto tangible. El ser humano es de ver, tocar, oler. Por lo mismo, las innovaciones “palpables” muchas veces tienen mayores probabilidades de ganar.

Postular a fin de año

CORFO tiene un presupuesto anual que cumplir, y es una mala señal cuando ese dinero no se asigna a nadie. Si le pides a alguien $100 dólares, y te gastas solo $20, la próxima vez pidas te van a dar $20 en vez de $100. Y si tu eres el que pidió los $100, no quieres que esto te pase .

Cuando se acerca fin de año, generalmente se busca llegar al 100% de colocación de estos recursos, haciendo más probable que los que postulan puedan ganar el subsidio.

Bueno, ese es mi aporte en cuanto a mi experiencia con los subsidios. Repito: creo que son una gran herramienta y tenemos suerte de que el estado nos pueda apoyar de esta manera. Si pueden, y les hace sentido con su estrategia, hagan el intento por obtener este financiamiento. Es una muy buena oportunidad para darle oxígeno a tu naciente empresa.

¿Has tenido experiencia con algún subsidio CORFO? Deja tus tips en los comentarios para que otros emprendedores puedan absorber esa experiencia.

Anuncios

3 thoughts on “Cómo ganarse un subsidio CORFO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s